Formación y capacitación

20110914-010434.jpg

Hace poco me enfrente nuevamente al debate sobre la difencia entre capacitación y formación, esta polémica no es nueva, a decir de los versados en teorías educativas, estos dos conceptos guardan entre sí diferencias conceptuales y metodologicas enormes. Vamos pues.

Supongamos que vamos a contratar a un responsable de llevar la contabilidad de nuestra empresa. indudablemente lo primero que hacemos es definir un perfil, dentro del cual pondremos como característica principal que el candidato a ocupar esta vacante sea un Contador Público. En esto, estamos esperando no solo a una persona que se especializó en conocimientos técnicos del arte de la contabilidad empresarial, también esperamos que tenga otras características especiales, como son la actitud y aptitud para desempeñar este puesto. Estas últimas se encuentran más relacionadas con valores y ética, factores que fueron parte de la curricula que cursó en sus años estudiantiles. Esto es, esperamos una persona formada.

En suma, un proceso formativo es aquel que influye en las características biopsicosociales del individuo y otorga herramientas para cambiar sus entornos en los cuales se desempeña, naturalmente estamos hablando de un proceso largo plazo y en el cual el individuos debe de superar varias evaluaciones hasta que alguien certificará que cuenta con las características propias de un profesional de la materia.

Ahora bien, si este contador se encuentra ya en sus funciones y se ve enfrentado con cambios en la legislación tributaria, entonces tendremos que someterlo a un proceso educacional corto el cual le dote de conocimientos y habilidades para que pueda aplicar estos cambios en su empresa. Esto le llamamos capacitación.

La capacitación es un proceso educacional de corto plazo en donde sus intenciones se refieren regularmente a conocimiento, aplicación o referencia de algún conocimiento aplicable de forma inmediata. Actualmente se esta hablando de capacitación basada en competencias en donde se agregan elementos de actitud y aptitud para una función laboral pero esto de inmediato nos refiere a un esfuerzo educacional más largo.

¿ Cúando hacemos capacitación y cuándo hacemos formación? desde mi punto de vista nunca hacemos un proceso totalmente puro, dependiendo de la metodología y las intenciones educativas que definamos podemos hacer uno u otro proceso u ambos; creo eso es lo menos importancia ya que debemos enfocarmos a nuestras intenciones y con ello definir el proceso educativo a seguir.

Tags: , , , , , ,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.