Archive for the ‘Planeación’ Category

Recesión a la vista

viernes, agosto 19th, 2011

En 2009, cuando los rumores anunciaban una desaceleración y, eventualmente, una posible recesión económica mundial, sólo bastaron pocas semanas para confirmar a través de múltiples indicadores económicos que la presencia de dicho fenómeno sería inevitable.
Cuando se supondría que las secuelas de dicha crisis estarían siendo superadas por varias de las economías exportadoras de manufacturas que dependen de la estabilidad de la economía norteamericana, entre ellas la de México, tenemos ante nosotros un panorama no muy alentador y posiblemente más incierto de lo que la última recesión económica global tuvo como contexto; ejemplo de ello es esfuerzo obligado por parte de la Unión Europea para rescatar a algunas de las economías de Europa Central, así como la vertiginosa alza de las tasas de desempleo en países del mismo territorio geográfico, incluyendo sus cada vez más violentas e influyentes protestas por parte de las respectivas poblaciones.
Por su puesto, el panorama económico mundial reciente nos permitió observar una vez más la paralización que puede gestarse ante la dramática especulación de los mercados bursátiles, en este caso, durante el proceso de negociación del gobierno norteamericano para aceptar un incremento en su propio techo de endeudamiento financiero, lo que, al margen de poner al descubierto lo obtuso y fatídico que puede resultar el sistema político estadounidense –algo que Alexis de Toqueville observó desde el siglo XIX- marcó un punto de referencia para condenar si la recuperación económica mundial tomaría un sesgo de certidumbre, o bien, si se confirmaría que una vez más estaríamos afrontando un periodo negro.
Actualmente (agosto de 2011), la cantada desaceleración global (1) se antoja como el preámbulo de la 2ª recesión económica mundial en menos de 10 años, lo que sin duda debe ser motivo de preocupación y ocupación para todos y momento de reflexión para el aprovechamiento de las oportunidades que siempre ofrecen los periodos de crisis.
En este sentido, Andrés Oppenheimer(2) reflexiona sobre una oportunidad interesante e inmejorable para México, siempre que los inversionistas norteamericanos están optando cada vez más por la mano de obra mexicana gracias a que la brecha entre el costo de mano de obra china y mexicana es cada vez menor, implicando los bajos costos de traslado de la manufacturas desde México en comparación con el lejano oriente.
(1) http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/29253fdf0d6e6ecf1e1410453a4da769
(2)http://www.elnuevoherald.com/2011/08/10/v-fullstory/1001170/oppenheimer-la-gran-oportunidad.html

La visión de negocios a largo plazo

martes, agosto 2nd, 2011

Durante el transcursos del primer cuarto de siglo, la invención de la línea de producción revolucionó a las grandes empresas de bienes de consumo; esta gran cambió hizo que la productividad se incrementara de manera dramática, inundando rápidamente el mercado y afianzando la economía de mercado. Sin embargo, al poco tiempo el exceso de mercancías generó que el sistema colapsara, generando la primera gran crisis de la era moderna, fue entonces cuando los paradigma da la economía y de la empresa cambiaron.

La teoría económica entendió que las crisis eran inherentes al sistema y que estas se presentaban de manera cíclicas, lo que hizo que los gobiernos tomaran parte del mercado para ayudar de alguna manera a regularlo, así mismo las teoría de las organizaciones también comenzó a mirar a técnicas de planeación de largo plazo para hacer crecer a las empresas y también prepararlas para enfrentar los ciclos económicos.Pasado los años sesenta surgen técnicas como la Planeación estratégica, derivado de la experiencia de las empresas en las economías de mercado y la necesidad de ver hacía el largo plazo.

Sin embargo en esa época todavía era factible hacer planeación a largo plazo, la realidad es que a partir de mediados de los años setentas muchas empresas han resentido el periodo de las crisis permanentes. Algunos de los ejemplos de empresas que ya no están más son : Pan Am, Burger Boy, Topeka, Danesa 33, Portefino, Neck, American Motors, Admiral y muchas otras más; todas ellas líderes de mercado hace algunas cuantas décadas y ahora extintas.

Lo que es un hecho es que las crisis inherentes al sistema de mercado ya no parecen ser ciclistas sino permanentes y hasta el momento no se ha resuelto de manera satisfactoria un modelo que pueda paliar este efecto, lo que traslada la responsabilidad del largo plazo a las empresas.

Sin duda este ejercicio es más complejo porque las condiciones del mercado cambian ahora con mucha celeridad, veamos por ejemplo el mercado de los teléfonos celulares, que en menos de 20 años en el mercado de consumo general, han cambiado radicalmente del convertirse en solo teléfonos portátiles a ser instrumentos de comunicación, geolocalización, entretenimiento y de trabajo de oficina, esto ha implicado que el producto cambie por lo menos dos veces cada año.

Es por ello que no es raro escuchar algunos comentarios de CEO’s que en broma dicen que ahora el largo plazo no puede pasar del siguiente día, por lo que elaborar un Plan a futuro es una tarea compleja.

¿ Qué elementos se deben de tomar en cuenta ahora para hacer el largo plazo?

Aunque la tendencia actual sigue siendo establecer el marco filosófico de la empresa – Misión, Visión y Estrategías- supongo que ahora es mejor partir de escenarios futuros para establecer el presente y marcar entonces el mejor “futurible” esto se conoce como prospectiva.

Es muy importante aclarar que la construcción de los escenarios no parte se “sueños” o imaginaciones de lo que es el futuro, sino de extender las tendencias de los mercados en el tiempo es establecer tres tipos de escenarios: a) En donde se encontrará el mercado en 20 años si las tendencias continúan b). En dónde estará el mercado si se presentan las peores condiciones y c) en donde estará el mercado si se favorecen completamente las condiciones de los mercados. A partir de estos escenarios se deben de desdoblar las posibilidades abriendo el abanico de manera que se tenga un panorama muy amplio de lo que será el futuro. A partir de ahí y con una análisis probabílistico se estable el mejor de los futuros del mercado y entonces estamos en posibilidades de construir nuestro Plan de futuro.

La prospectiva es un buen ejercicio de planeación de futuros y naturalmente es la conjugación de una serie de técnicas matemáticas y probabilíticas que haciéndola con un buen balance de información cuantitativas y cualitativa permitirá a las empresas enfrentar mejor el futuro